Cómo hacer un buen CV

Lo que todo buen CV debe tener – Qué incluir y cómo.

El currículum es la primera impresión que damos al empleador. Quien lo lee, no conoce al postulante y puede asociar las características del CV con las del postulante. Un currículum impreciso, descuidado o desordenado brinda una imagen poco favorable del postulante. Hay dos aspectos a tener en cuenta al elaborar un currículum: ¿qué información incluir? (el contenido del CV) y ¿cómo presentarla? (el formato).

Contenido

Un buen CV no sólo incluye los datos académicos y laborales del candidato. El currículum también debe reflejar sus características personales y brindar los datos necesarios de contacto.

La mejor forma de comunicar toda esta información es organizándola para facilitarle al lector su comprensión y procesamiento. El CV debería estar dividido en las siguientes secciones:

1) Identificación y contacto.
Al inicio del currículum debería estar el nombre completo del candidato, su domicilio, teléfonos y e-mail.

2) Educación.
Detalle, en forma anti cronológica, sus estudios secundarios y universitarios. Siga luego con los cursos más relevantes de acuerdo al puesto a que se postula.

3) Experiencia Laboral.
Comenzando por el último o actual, comente sus trabajos anteriores. No olvide detallar cuáles fueron sus responsabilidades y logros en cada uno de ellos.

4) Idiomas.
Indique cuáles son los idiomas que domina, el nivel alcanzado y los certificados obtenidos.

5) Computación.
Simplemente enumere cuáles son los programas que maneja.

Para quienes recién ingresan en el mercado laboral, es conveniente incluir, luego de la Identificación y Contacto, una sección sobre los Objetivos de carrera. Allí debe informarse brevemente cuáles son las metas profesionales y cómo se lograrán. Por supuesto, ningún currículum estará completo si no es acompañado por una Carta de presentación. La foto, en cambio, no es indispensable y se recomienda enviarla sólo si es solicitada.

Formato

Como se presenta el currículum es tan importante como su contenido. La forma en que usted elabora su CV, indicará al lector cuál es su forma de trabajar. Después de todo, el currículum es un documento de trabajo que muestra al reclutador cómo trabaja el candidato. Para que su currículum de una buena impresión, tenga en cuenta los siguientes puntos:
1) Ortografía y sintaxis.
Escriba su currículum en un editor de textos con corrector de palabras. Luego, imprima el documento y revise manualmente la ortografía y sintaxis. Los errores de ortografía, si son muchos y groseros, pueden ser decisivos en el proceso de selección.

2) Impresión y papel.
Utilice en lo posible una impresora láser y un papel de calidad A4 o carta, preferentemente blanco. La letra debe ser estándar, como la ARIAL o TIMES NEW ROMAN, con un tamaño de 11 o 12.

3) Extensión.
El currículum no debe extenderse más allá de las 3 páginas, aunque con 2 suele ser suficiente. Si usted considera que su experiencia y estudios son muy extensos, esta es una oportunidad para demostrar al lector su poder de síntesis. Las únicas excepciones se dan en ambientes científicos o académicos.

4) Estilo.
Escriba su currículum en forma sobria, sin descuidar el marketing de uno mismo. Evite utilizar términos demasiados «creativos» o en otros idiomas. La redacción es uno de los aspectos del CV que más depende del puesto a ocupar. No es lo mismo postularse en una agencia de publicidad que en una entidad financiera.

Por último, una sugerencia: si bien hay reglas generales para la confección de un buen currículum que deben respetarse, intente, en lo posible, personalizar su CV y adaptarlo al cargo al que se postula.

Claves para la Carta de Presentación

Acompaña a todo CV – Debe lograr el interés del lector.

Un elemento clave, y muchas veces subestimado, en la búsqueda laboral es la carta de presentación. Aquí le brindamos algunos consejos para que su carta cumpla su objetivo eficazmente.

Para qué la carta

La carta de presentación sirve para acompañar e introducir al currículum. Nunca envíe su CV sin la carta de presentación. Tenga en cuenta que la carta es mucho más «personalizable» que el currículum. Utilícela para captar la atención del lector y lograr una mejor predisposición para leer su CV.

Qué incluir en la carta

La Carta debe dividirse en 3 temas, cada uno tratado en un párrafo distinto:

1) Motivo / contexto.
Comience la carta explicando por qué se envía el currículum. El motivo será siempre la postulación a una vacante. Indique cuál es el puesto a ocupar y dónde vio el aviso. Si es una presentación espontánea, indíquelo también.

2) Su interés y el de la empresa.
Este párrafo es el más personal y depende del puesto. Aquí debe contar por qué tiene usted interés en formar parte de esa empresa en particular. También tiene que dejar en claro qué es lo que tiene para ofrecerle, es decir, en qué se beneficiaría la empresa con usted.

3) Despedida y expectativa.
Utilice el último párrafo para despedirse y saludar formalmente. Mencione si queda a la espera de una entrevista y cuándo estará disponible.
Por supuesto, la carta de presentación, al igual que toda carta formal, comienza con la fecha, los datos del remitente y del destinatario (mejor si es una persona específica) y termina con la firma.

Cómo hacer la carta

Algunos consejos que pueden ayudarlo al momento de elaborar su carta:
1) Si bien cada carta de presentación tiene que ser única, es conveniente que guarde una versión básica de la carta y elabore una nueva partir de dicha estructura.

2) Asegúrese que la carta sea consistente con el currículum. No prometa ni insinúe en la carta más de lo que su CV demuestre.

3) Antes de enviar la carta, imprímala y léala minuciosamente para evitar errores de ortografía y de expresión. El reclutador la utilizará para evaluar su perfeccionismo y capacidad de comunicación.

4) La carta, en su totalidad, siempre debe caber en una página. La hoja será del mismo tamaño que las utilizadas para imprimir el currículum.

Finalmente, dedique tiempo a la elaboración de la carta de presentación para cada puesto en particular. Si su carta es descuidada y poco profesional será indudablemente contraproducente para su búsqueda laboral.

¿Qué buscan las Empresa?

Liderazgo y trabajo en equipo. ¿Qué más?

A través de los avisos de empleo, en artículos periodísticos o en las entrevistas mismas, nos damos cuenta que las empresas tienen preferencia por ciertas características personales del candidato. Liderazgo y capacidad para trabajar en equipo son algunas de las cualidades preferidas por los empleadores. Pero, ¿qué más buscan las empresas?

A continuación le presentamos una lista con 10 de las cualidades más buscadas por las empresas junto con preguntas guía que los ayudarán a identificar en cuáles se destaca usted realmente. Por supuesto, dependiendo del puesto, el sector o la a empresa, otras características personales serán requeridas.

1) Liderazgo
¿Puede organizar un grupo tras un mismo objetivo? ¿Es reconocido dentro de su ambiente laboral? ¿Sus compañeros solicitan su opinión?

2) Pasión
¿Disfruta de su trabajo? ¿Forma parte de la comunidad laboral de su sector (colegios, asociaciones, gremios, etc)? ¿Está conforme con su carrera laboral?

3) Creatividad
¿Suele aportar ideas? ¿Encuentra fácilmente la solución a los problemas? ¿Es reconocido por su imaginación?

4) Actitud pro activa
¿Se anticipa a los problemas? ¿Propone nuevas tareas sin esperar a que se las asignen? ¿Sugiere cambios dentro de su empresa o sector?

5) Capacitación continua
¿Ha tomado cursos luego de recibirse? ¿Suele leer revistas y libros especializados? ¿Está al tanto de los nuevos avances en su actividad?

6) Flexibilidad y adaptabilidad
¿Está dispuesto a cumplir otras funciones? ¿Tiene facilidad para aprender? ¿Lo incomoda la rutina?

7) Trabajo en equipo
¿Considera valiosa la opinión de sus pares? ¿Está dispuesto a trabajar en ideas de otros? ¿Sabe crear y mantener un buen ambiente de trabajo?

8) Manejo de relaciones interpersonales
¿Puede integrarse rápidamente a un nuevo grupo de trabajo? ¿Sabe evitar los conflictos? ¿Posee una buena red de relaciones?

9) Capacidad ejecutiva
¿Es capaz de materializar las ideas? ¿Tiene constancia para alcanzar sus metas? ¿Puede ser autosuficiente en sus tareas?

10) Manejo de los tiempos
¿Trabaja mejor a contra reloj? ¿Estima correctamente los tiempos de cada tarea? ¿Le gusta trabajar por objetivos?

Introducción – dedicada al Empleador

Hospitales, Clínicas, Sanatorios, Instituciones de salud en general, Laboratorios, Consultoras, Empresas que esterilizan a terceros e Industria Farmacéutica podrán encontrar en nuestra base de datos, profesionales y estudiantes para las áreas de Esterilización y Control de Calidad.
Para acceder a este servicio, las instituciones interesadas deberán registrarse enviando el formulario.

BAJAR

    Los enigmas del Psicotécnico

    ¿Qué es? – ¿Qué hago? – ¿Cómo me preparo?

    El último paso en el proceso de selección suele ser el enigmático examen psicotécnico. Cuando le avisan al candidato que tiene que hacer «el psicotécnico» empiezan las dudas: ¿Qué es eso? ¿Para qué lo necesitan? ¿Y si me descubren algo mal? ¿Qué tengo que hacer?A continuación le explicamos brevemente en qué consiste el test de psicotécnico para arrojar un poco de luz sobre este temido examen.

    ¿Qué es?

    El examen psicotécnico es una evaluación psicológica que tiene por objetivo determinar el perfil del postulante y su adecuación para el puesto. Es una herramienta más para decidir si el candidato es compatible o no con la vacante.

    El psicólogo no utiliza el test para diagnosticar sobre la salud mental del postulante. Sus resultados tan sólo determinarán si el perfil es el adecuado, no son ni buenos ni malos.

    ¿Cómo me preparo?

    No lo haga. Usualmente el candidato, sobre todo si es nuevo en el mercado laboral, lee, pregunta a sus amigos, piensa en lo que va a decir y hace todo lo posible para saber qué hacer durante el examen.

    Sin embargo, lo aconsejable es la táctica inversa: esperar tranquilo el examen y no temer por sus resultados. Si usted se pone nervioso, lo más probable es que su potencial se vea disminuido, lo que se reflejará en los resultados.

    ¿Qué hago?

    ¿Hago el humo de la chimenea? – ¿Qué color me gusta? – ¿Tengo que dibujar el árbol con ramas?
    Ninguna de estas preguntas tiene una respuesta correcta. Para el test psicotécnico no hay reglas generales sobre como responder a las consignas. Ninguna respuesta será mejor o peor que otra, todo dependerá del perfil buscado para el puesto vacante.

    Además, al seguir indicaciones de otros, corre el riesgo de caer en incoherencias. El psicólogo obtiene los resultados analizando al examen como un todo. Si en ciertas partes responde según los consejos de terceros y en otras lo hace naturalmente, entonces el examen mostrará incoherencias que serán percibidas por el profesional.
    Sólo hay un único consejo válido: escuche atentamente las consignas, pregunte si le quedaron dudas y luego complete el examen con naturalidad.

    ¿Y después?

    Si lo desea, antes de despedirse del psicólogo, puede solicitarle que le envíe el resultado del test luego de que sean evaluados por la empresa empleadora.
    Después, sólo resta esperar por los resultados. A no desanimarse si no obtiene el puesto. No significa que tenga «algo mal», si no que su perfil no era el adecuado para el puesto (o viceversa!).

    Entrevista de trabajo: